jueves, 4 de octubre de 2007

Hablemos de comida

Hallé una nueva forma de iniciar una atractiva conversación con extraños, desconocidos e indigentes: ¡comida! Creo que la mayoría de las personas piensan en comida al menos una vez al día. Fuerte e intensamente... comidaaaaaa comidaaaaa comidaaaaaaaaaaa.

A partir de las costumbres culinarias podemos averiguar oscuros secretos del individuo con el que estamos hablando; si está molesto, quizás sea porque no ha comido, o probablemente mantenga algún sofisticado régimen alimenticio donde alterna agua/lechuga. Por eso conviene abordar la charla con una frase neutra y casual, tipo: "¿Qué hora es?" para que al momento de obtener la respuesta, prosigas con un: "¿Tan tarde? y ¿ya consumiste los sagrados alimentos?" Nótese que solo presento un miserable ejemplo. El tema rinde lo que su imaginación les permita.

Y es que en gustos se rompen géneros. A veces te enteras de exóticas combinaciones; hot cakes con mayonesa, jugo de naranja sustituyendo a la leche en el cereal, etc. Comprendo que en el fondo todos son unos pequeños catadores de los platillos de la más alta gastronomía terrestre.

6 comentarios:

Leo Ávila dijo...

guac!!
ja!... bueno, alguna vez probé arroz con mayonesa, y me encantó, pero los hot cakes!! guac y doble guac!!
y sí, creo que la comida es uno de esos recursos súper efectivos, sobre todo si la cosa termina en pues vamos a comer, ¿no?

Roberto Wong dijo...

no he consumido mis sagrados alimentos. También recordemos que el tema puede dar para coquetear descaradamente, como "a qué hora sales por el pan", "a esa torta si le embarro mis frijoles", y demás frases finas y de categoría que escuché en una cena con los embajadores

yo opino que cuando se empieza una conversación casual con este tema, lo mejor en lo que puede terminar es con un "pollito"

ahora, bailemos todos al ritmo de scissor sisters

cuídese, saludos!

Sandy Palacios dijo...

Tambien es bueno andar antojando, en una de esas hasta te piden un pedacito, jijiji...

Antonio Cárdenas López dijo...

pues bien dicen "panza llena, corazón contento" y yo ahorita me voy pa' la cocina porque como que mi corazón necesita que lo contenten.

provecho!

Kurt C. dijo...

Guacala, hot cakes con mayonesa, como que no es para nada la culienaridad que podría comprar para degustar. Pero sin embargo, siempre el gusto debe de gustar para que el cuerpo continué.

luisitomx dijo...

y claro también habemos algunos que disfrutamos mas cocinar que el propio acto de comer