lunes, 7 de enero de 2008

¿Y qué si no?

Tomé un libro al azar esperando que me hablara de ti. Las hojas estaban en blanco. Era un blanco nítido, como aquel que se logra divisar en el papel recién tratado con compuestos químicos no biodegradables. Una profunda sensación de desasosiego me abrumó. Probablemente porque dicho papel no sería libre de ácidos y, ¿quién puede inspirarse en papel de paupérrima calidad? Me prometí a mi misma que en la próxima ocasión dejaría de comprar libros piratas.

Salí a la calle, tratando de olvidar lo ocurrido. Pensé en tomar un café. Café que no sepa a café, porque odio el sabor. Pido una extraña mezcla, cuyos verdaderos ingredientes ignoro por completo. Adicionando más azucar al de por sí saturado líquido, con el fin de exterminar hasta el último vestigio de lo que guardaba una fuerte semejanza con agua de calcetín, un extraño plan acudió en mi ayuda. Conseguí pluma y escribí. Ésta vez sobre una servilleta. Advertí que mis habilidades literarias no trascendían más allá de la obsesión por una depurada ortografía, y la constante confusión del pasado con el presente.

Vacilé durante algunos instantes, pero lo incierto y el brebaje calcetinesco aguardaban. ¿Quién eres? Realmente me gustaría saberlo. Eclécticos cebollazos sabotean los retazos recolectados e hilvanados débilmente, y sin embargo busco asirme en un destino dudoso forjado en fantasías basadas en realidades vagas.

¿Cómo puedes retratar tu porvenir en una servilleta? No es mi porvenir. Tal vez sí, tal vez no. ¿Creen en las coincidencias? Hago mención del tema, porque es el principal a tratar el día de hoy. El post de las coincidencias debía salir antes del de los gloriosos panditas. Muy interesantes por cierto, y que en este preciso instante no recuerdo porque quería hablar de ellos, pero me pareció infinitamente gracioso colocarlos en todas partes. Para mejores resultados visualizar al mismo tiempo que se escucha esto.


23 comentarios:

Caminante dijo...

Odio esa promoción del gobierno chilango de "pedalea tu ciudad".

Por culpa de ella me equivoque y pedalee la bicicleta de un amigo.

Por supuesto ya no es mi amigo.

r. wng dijo...

?!

Que son esos comentarios abstractos

deje algo bien, caray

Jesús dijo...

Mielina...qué gran nombre. Siempre me dio hambre imaginarme una suculenta masa de hilos dulces y morados dentro de nuestros cráneos - la vaina de...mhhh...mielina...-, pero nunca me atreví a exteriorizarlo hasta hoy porque temí que los profesores de biología se escandalizara de encontrar en mí a un caníbal potencial.
La locura de tu post, la aceleración de la música que recomendaste para ver las fotos de los panditas y los panditas mismos (Su cabeza es muy desproporcionada con respecto al cuerpo no?), me hizo saber que en este espacio nadie me juzgará al decir que siempre se me ha antojado probar las neuronas para ver si son dulces por aquello de que contienen mielina.
Y una vez dicho esto, sí, sí creo en las coincidencias.

Kurt C. dijo...

Los panditas curiosones se ven bastante chistosos. No has visto los panditas piratas? salen mucho mas deformes que de costumbre.

Sandy Palacios dijo...

Hola hola:

Yo si creo firmemente en las coincidencias y en el azar, lo que no he definido bien es al destino, eso de pensar en que ya todo está determinado no me convence del todo ummm, ya me dejaste pensando...

Ah y jojojo, los panditas super acelerados son la onda!

Ferran dijo...

buen comentario el primero, je je je

vaya me gustó tu post, tan poético!!!

prometo regresar por acá

saludos

Love doctor dijo...

Panditas.invaden.Cartier!!!...El.porvenir.es.multiforme....Cabe.en.una.servilleta.tanto.como.en.ocho.tomos.de.una.biografia.(autorisada.o.no)....Al.teclado.de.la.compu.de.la.escuela.no.le.sirven.ni.el.espacio.ni.la.seta.chale.

« FherNando » dijo...

What?
Algo sesudo el post eh!
Y por que las gomitas?
Feliz Año Nuevo (atrasado)
Saludos

ºÉl (Ricardo Árbol) dijo...

Las servilletas sirven más allá de limpiar las obscenidades de la gastronomía literaria.

Marduk dijo...

Bien lo haz dicho, panditas gloriosos... Hola

Erick dijo...

Algunos de mis escritos mas importantes empezaron en una servilleta. Me acuerdo de cierto día, en un bar, escribiendo en la servilleta a la que no llegó y que era mi única razón para acudir al cheleo. Por ahí tengo la servilleta. Hay ahí una explicación de lo que soy.

Un libro que hable de quien uno no conoce... A veces es más sencillo de lo que parece.

Leo Ávila dijo...

jajaja!
Bueeno, amor no me falta, mi muy eminente mielina; pero de las muchas veces que entré después de ver los bailarines, no vi otra cosa publicada. Pero me da gusto verla nuevamente por el blogueo. A mí antes tampoco me gustaba el café, ahora me resulta imprescindible. Los panditas me dieron miedo.

I. L. dijo...

lindo escrito

Lilu dijo...

amo los panditas... y las servilletas asi que yo creo te leere mas seguido y con mas ganas... para terminar con antojos como debe de ser

todo un placer n_n

r. wng dijo...

easy love is what we need... ya hay telarañas en este blog, debería recurrir al porn...

KOYOTE LAGAÑAS dijo...

SUS PALABRAS ERAN BLANCURA VACIA, CONSISTENCIA DE NADA, PARA TRATAR DE OLVIDAR RECURRO A TU RECUERDO, AL TRATAR DE SER SENSATO Y OLVIDARTE GANO MAS NOSTALGIA Y SUSPIROS QUE ALIVIO TRASCENDENTAL: LA SERVILLETA NO ERA PARA DESCRIBIR EL PORVENIR SINO PARA LIMPIARLO...

:::J.-.L::: dijo...

Woow los panditas invadieron la ciudad!! jejeje, hey gracias por pasar por mi blog

Saludos y te cuidas!!

Ciao...

Ps. esta bien prendida la rolita que pusiste ahi en el link XD jeje

ManuelKawamaS dijo...

jejeje a veces me siento komo esos panditas ke salen sin kolorante...

me gusta tu escrito :P abrazos

Your Truman Show dijo...

Al0o0o0o0o0o0 !!! Que onda ... Mucho tiempo si leerte ! Mil gracias por tu último comment.

Ya estoy de vuelta y me tengo que poner al corriente con lo que has publicado !!! Esos pandas en la tienda de Cartier son la onda ! por un momento le ví un lado subliminal así como la Joyeria del osito (Tous) invade a Cartier.

Saludos y espero no dejes de visitarme.
Cia0o.

Grifit dijo...

.....
Eso fue algo sin sentido, totalmente ridiculo y carente de cordura....
me encantó, hasta creo que vi moverse a esos pandas cuando la música comenzó.

Leliel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Leliel dijo...

Yo creo que a las mujeres principalmente les encanta esa palabreja de "Destino" A los hombres solo cuando están recién enamorados o se quieren hechar al plato a una fémina creen en el, de lo contrario le llaman coincidencia...

Yo por mi parte, pienso que el amor en si mismo es una serie de coincidencias hermosas.

...Tu destino es limpio ahora??

Adrián dijo...

¡Ah! ¡parece una invasión malpedo, pero feliz!

Repetiré la sesión, pandas - intro de alhún anime al azar - cafe capuccino...

Si algo me pasa, estará en tu conciencia.

Saludos